lunes, 22 de enero de 2018

CHISTE DEL LUNES. PEQUEÑA HISTORIA.


TAL PARA CUAL


 Un buen día una mujer le comenta a su marido:
-Pepe, la lavadora está estropeada. Voy a llamar a un técnico.
Pepe, pensando en el pico que iba a suponerle, contesta:
-Yo lo arreglo cariño.
Y a ello se pone.
Tres horas después, con la lavadora desmontada, regresa su mujer.
- ¿Cómo vas Pepe?
El hombre descorazonado mira alrededor. Intenta abarcarlo todo con los brazos.
-¡Ya ves!
-Llaves tenemos, martillo, pegamento, lijadora, tú dime que necesitas y lo traigo.