lunes, 17 de julio de 2017

CHISTE DEL LUNES: PEQUEÑA HISTORIA.





EL MALDITO PICOR
Me pica y me pica. No sé cómo tengo que decirlo. Me han llevado al médico, pero no ve nada. Lo curioso, es que es salir del coche para entrar a consulta y ya no noto esas ganas tan grandes de rascarme. Me siento más tranquilo, pero después de salir del hospital, es sentarme en el coche y al poco volverme esos picores. Ya me callo, a ver quién es el guapo que se pone a aullar en medio de la autopista. Mi ama es una completa histérica, y no quiero tener un accidente, mi amiga Rosi opina igual, le encanta vivir entre mi pelaje, pero no le gusta nada ir al veterinario, vete a saber por qué, a mí me tratan muy bien.