miércoles, 28 de diciembre de 2016

EN MEMORÍA DE DON PÍO BAROJA.



 DON PÍO BAROJA. 28 DE DICIEMBRE DE 1872.



Una servilleta en el café Gijón.

- ¿Por qué rasga esa pluma sobre mi piel tersa y suave este señor tan amable? Yo sólo quiero que deje sobre mí, los rastros de sus labios manchados de café.

Cincuenta años después reposa la servilleta con las primeras estrofas de Baroja y sus labios manchados de café en una vitrina.

Dicen los que cierran la exposición, que la servilleta parece sonreír.