miércoles, 21 de agosto de 2013

RELATO : TRES CHICAS DE PUEBLO .





María Purísima tenía treinta años confesados, los de verdad  no nos interesan. Trabajaba en la peluquería de señoras del  pueblo . Las clientas la llamaban la  Puri y ella estaba encantada con ello.

 María Teresa , era la  Tere, bibliotecaria ,tal vez por eso no se comió nunca un colín, los hombres creen  que el saber leer no sabe de otro saber.

Y luego tenemos a Yolanda , conocida como la Yoli. Regentaba una guardería, por ese motivo sólo tenía contacto con papás y mamás. Ningún guaperas pasaba por allí.

En fin, que la Puri, la Tere y la Yoli  estabas más solas que la una y con muchas ganas de marcha.

 La Puri sabía que si no ponía manos a la obra  irremediablemente se le pasaría el arroz, y decidió que como el mundo no venía a ellas, ellas irían al mundo.

Convenció fácilmente a sus amigas, en realidad sólo les faltaba un empujoncito. Hicieron  las maletas, sacaron parte de sus ahorros  y  aquel viernes, sin decir nada a nadie cogieron un autobús y marcharon al casino de Torrelodones.

La Puri , la Tere y la Yoli reservaron unas habitaciones y en ellas cambiaron sus vestidos sencillos por unos pícaros modelitos.

Ya en el casino, todo les fue divino, copitas aquí y allá. Ellas no se habían sentido mejor en su vida.

Se decidieron por el juego.

__Sólo un ratito__Dijo la Puri.

Y empezaron a jugar a los dados. En la tirada de salida la Yoli ganó poco, pero a la segunda tirada remontó. La Puri y la Tere la animaron  , en cuestión de media hora eran dueñas de la atención de medio casino.

La Yoli era la reina. Hizo saltar la banca.

 Pero para entonces las tres estaban más que bebidas y decidieron retirarse a sus habitaciones.

 Dejaron subir  a esos caballeros que tan fantásticamente se habían portado con ellas.

A la mañana siguiente, se dieron cuenta de que a parte de su desnudez, no les quedaba nada más que los vestidos  que trajeron del pueblo.

Tan avergonzadas se sentían que   juntando  sus manos como tres mosqueteros juraron que nadie sabría nunca cómo la noche anterior , tres pobres chicas de pueblo habían perdido la cabeza hasta convertirse en tres cabras locas. Top secret.

Nadie conoce en el pueblo , y esperamos que siga así, la trágica aventura de las tres mujeres que una noche de verano dejaron salir sus instintos más primitivos.