sábado, 27 de julio de 2013

CUENTO JAPONÉS : LA COSECHA DE CEREZAS .





En la aldea Hida Nosatu al sur del Japón vive una familia que se dedica al cultivo de cerezas desde  hace varias generaciones.
Gemi aunque sólo tiene siete años es muy responsable y está preocupada por la cosecha de esta primavera.
Su padre hace dos días ha marchado a la ciudad en busca de una solución para la plaga de chinchilla roja que está atacando con virulencia  las flores de sus cerezos.
Al atardecer del tercer día la niña divisa en la lejanía la silueta del anciano.
Cuando  llega cuenta la intranquilidad que existe entre los habitantes de la ciudad, pues no conocen ningún insecticida capaz de  acabar con esos parásitos.
El desánimo en la familia se hace patente a la hora de la cena cuando todos marchan a descansar sin poder probar bocado.
A Gemi le cuesta trabajo dormir, pero cuando lo hace tiene un sueño revelador.
Se ve en el jardín de su casa dando las gracias a la princesa de las mariquitas pues le susurra el secreto que hará desaparecer a esos temibles insectos.
Van a ser visitados por  numerosas mariquitas que vienen con mucho apetito después del largo viaje desde la lejana estepa rusa.
Y llegan con tanta hambre... que este año su granja tendrá la mejor cosecha de cerezas de los últimos años.