jueves, 23 de mayo de 2013

MICRORRELATOS DE ESCUELA DE ESCRITORES





Hoy como la semana pasada, la semana que viene como hoy
¡y siempre igual !.
Un folio en blanco, la mente llena
y escribir…escribir.

Moviéndose  a muy lento ritmo
 con  tan sólo dos dedos
la inventiva  y la imaginación
parecen perdidas .

La esperanza que busca un fin
aun no se cansa de buscar
el texto que sea objeto de tan preciado honor.
Ganar y ganar.

Palabras que sin parar recurren
al mismo tema
niños , niños
surgen sin cesar.

Y ahí van los folios resbalándose por el escritorio
unos de otros en pos.
Este jueves igual que el pasado
y el siguiente seguramente igual.

¡Ay ! cuando recuerdo mi antigua inspiración
 ¡Qué júbilo ¡, ! que éxtasis  !.
Triste es el perder… pero
no puedo dejar de escribir.

Con permiso de Gustavo Adolfo Bécquer.


AQUI VA  MI REC DE ESTA SEMANA ILUSTRADO POR LOLA.




PINOCHO

El tribunal  apreció cierta rigidez en su mirada, aun así el juez ordenó que Pinocho declarara.

__Señoría , tan sólo es un muñeco ,  no puede hablar.__ Defendió el abogado Don José.

__ ¡ Sabemos que puede hacerlo y que miente más que habla !.  ¡Qué diga dónde está  Gepeto  o caerá sobre él todo el peso de la ley!.

Don José, más conocido como Pepito intentó mover los hilos de la marioneta, pero era demasiado pesada para él.

 Gepeto continuó en busca y captura y Pinocho pasó otro día más entre rejas intentando desenredar los hilos que le movían.

 ¿ Qué había sido del hada azul?.