miércoles, 10 de abril de 2013

RELATO DE HUMOR NEGRO : LA OFERTA





 ¡¡¡  Buenas tardes  !!!. Esta mañana he estado en el médico, nada de importancia ,  tan sólo por si había que cambiar alguna pieza vieja.

Y allí he conocido a una señora muy mayor, que me ha dejado sorprendida por su energía.

Curiosa le he preguntado el secreto de su vitalidad y me ha contestado:

__ No te tomes nada demasiado en serio , y ríete con ganas al menos una vez al día. __ Y ha subrayado __ Aunque las cosas no te vayan demasiado bien.

Como ahora  supongo que a más de uno , las cosas “ no le van demasiado bien “, he pensado colgaros otro relato de humor negro para ver si consigo que os echéis unas risas.






  LA OFERTA

Se lo había dicho mil  veces , pero… ¿qué culpa tenía ella si nunca le había hecho caso ?
__ ¡Qué no te afeites recién salido de la ducha ,  es peligroso !.__

 Así una y otra vez , dejándole el baño empapado. Siempre  era ella la que de rodillas tenía que secarlo a fondo  , y él , con la toalla tapándole ¿  qué?, aquello que ya no servía más que para ensuciarle el wáter , gruñía queriendo contestarla , pero entre la radio a todo volumen, el espectáculo de verlo medio desnudo y el olor penetrante de su after-shave, hacían que ella saliera con el barreño de la ropa sucia espantada.

El enchufe del baño andaba flojo hace tiempo, ¡ya podía  pedirle que lo arreglara! …
Siempre había un partido de futbol súper importante que todo lo demoraba, y a  estas alturas  se le había acabado la paciencia.

__Nada__ Se dijo __Suma dos y dos…

Una tarde, cuando él volvió del trabajo quedó sorprendido por esa alfombrilla eléctrica que estaba sobre la encimera del lavabo .

__No, si ya sabía yo que esta mujer era idiota .__ Se dijo __ Toda la vida diciéndole que mi color preferido es el azul y va, y la compra verde.

Después de cenar en silencio como todas las noches , él fue al baño a iniciar su ritual diario , ducha , canturreo y afeitado, enchufó la alfombrilla delante del espejo mientras ella fregaba  la vajilla .

Cuando terminó de recoger la cocina , se sentó en el sofá del salón  haciendo bailar las agujas de tricotar , triqui triqui.

Y ella esperando…esperando…

De repente  se fue la luz .

Al abrir  la puerta del baño  un olor a churrasquillo la hizo encoger la nariz.

 Llorosa  llamó a emergencias :

__112, dígame.__

__¡ Pero por Dios! ¿ cómo se le  habrá ocurrido usar la alfombrilla en el baño?...La verdad ¡ qué hombre ! – dijo ella __.Siempre cogiendo mis cosas ... ¿ o es qué no sabe de siempre que el verde es mi color favorito ?.

__Señora. Cálmese.

__Señorita  la  alfombrilla estaba un  poco defectuosa  , y  la  dependienta  me  advirtió  que al no tener cubierta  protectora  había que tener cuidado con la humedad...  pero es que era   ¡¡¡¡ taaan barata !!!!.