lunes, 21 de mayo de 2018

CHISTE DEL LUNES. PEQUEÑA HISTORIA.


HISTORIA DE UN HUEVO.

Nació sabiendo que su estirpe había sido, era y sería la de un huevo cocido.
Intentó por todos los medios estar a la altura.
Desde óvulo había estudiado la metodología que debía seguir para ser un buen huevo cocido.
-Ser sacado de la nevera tiempo antes.
-Esperar a que el agua hirviera.
-Asegurarse de que una pizquita de sal y un chorrito de vinagre, nadaran en esta.
-Si le removían con una cuchara de madera, mejor que mejor, la yema quedaría bien centradita.
-Esperar de diez a doce minutos en la agradable corriente del agua hirviente.
-Luego un buen remojón en agua fría, a ser posible con hielo…
Y voilà.
Lo habría conseguido; ser el mejor huevo cocido del mundo, con su yema amarilla y bien centrada…
Pero aquello fue tan sólo una quimera.
La juventud lo arrojó a otro mundo perverso.
Él no tuvo la culpa. Terminó en la huevera equivocada.
Cuando aquel chaval le escogió del super, no se preocupó. Pensó que venía con esa señora que parecía tan agradable. Ya se veía convertido en un huevo relleno de lujo, pero terminó separado de su clara del alma, e introducido en esa olla de acero junto a la leche hirviendo y ese montón de azúcar, batido hasta no poder más, y empapado en alcohol y esa esencia de vainilla que le levantaba dolor de yema. No sabía que fue lo peor, si que le colaran por doble filtro o le embotellaran por un mes.
Cuando salió de allí, supo que estaba bien cocido, pero nunca le advirtieron que el cocerse terminaría así, siendo bebido en vez de comido.
Murió siendo licor de huevo. Una deshonra para su familia, y un regusto para los que le degustaron. Lo único bueno es que todos terminaron como él, cocidos.







lunes, 7 de mayo de 2018

CHISTE DEL LUNES. PEQUEÑA HISTORIA.


¡¡¡BOICOT…BOICOT!!!


En el primer día en su nueva casa, un hombre va a hacer la compra a un colmado del barrio.
No necesita lista, sabe bien lo que precisa.
Cuando le toca el turno pide.
-Un paquete de kilo de arroz de Calasparra…
¡¡Boicot!!-Grita una mujer que estaba detrás de él.
El señor se vuelve extrañado.
- ¿Y qué pasa con el arroz de Valencia? - Le increpa - ¿Ese no es bueno para usted?
-Es que… el de Calasparra no se me pega cuando hago la paella.
-Ya. - Contesta la mujer. -Que excusa más tonta.
- ¿Algo más señor? – le pregunta la dependienta.
-Querría un litro de aceite de oliva virgen extra de Jaén, por favor.
-¡¡¡¡Esta sí que es buena!!!!-Grita un hombre en la cola. - ¿Qué tiene usted en contra del aceite de Extremadura?
-Me resulta más oloroso el de Jaén, pero el de Extremadura también está muy bien. -Contesta el hombre tranquilo.
-Ya, se veía venir, ¡boicot a Extremadura!- Grita levantando un brazo.
El hombre se encoje de hombros y sigue pidiendo,
- Desearía un par de pimientos rojos de La Rioja, por favor.
-¡¡¡Esto es increíble!!!- Chilla una señora. - ¡Dónde estén los pimientos de Navarra, que se quiten los demás!
- ¿Algo más? - Le pregunta impasible la dependienta.
El hombre se gira y traga con angustia.
-Necesitaría…-Dice con miedo- Garrofón de Valencia.
Todos asienten.
El hombre se envalentona.
-Y quiero un pollo de corral criado con maíz.
-¡¡Se me llevan los demonios!!- Grita una mujer- Mi hijo tiene una plantación de cebada. ¿Quiere usted boicotear a mi hijo?
Al hombre le empiezan a castañear los dientes. Pero necesita unas buenas gambas.
- ¿Alguno de ustedes, tal vez, son originarios de zonas de mar?
Para su tranquilidad, todos niegan con la cabeza.
-Bien, pues necesito unas gambas rojas de Denia, por favor.
- ¿¿¿Qué??? ¿Ahora quiere boicotear a mi hijo? -Chilló furibundo un viejito de la cola.
- ¿Pero no me han dicho que no son ustedes de zona de mar? -Dijo a media voz el hombre.
-No. Pero mi hijo trabaja en la lonja de Almería.
El hombre ya no sabía qué contestar cuando la dependienta le dice:
- Ya veo que usted va a preparar una paella. ¿No necesita azafrán de la Mancha?
-No. Gracias, mi suegra es peruana y nos trae cúrcuma.
-¡¡¡Boicot al azafrán de Castilla la Mancha!!! -Grita una señora que, levantando el bastón, le atiza dos bastonazos con una facilidad pasmosa.
El hombre, sudando, huye despavorido, abandonando la compra encima del mostrador.
La dependienta sin inmutarse y tras explotar un globo que había hecho con el chicle que estaba mascando, dice:
>>El siguiente<<

Cuando llega su mujer del trabajo, cansada, pensando sólo en la fiesta de mañana, se tumba desfallecida en el sofá nuevo. Después de resoplar un poco le pregunta si ha comprado todo lo que necesita para preparar la paella de mañana, más un buen pollo para asar. Es la inauguración para los amigos y familia de su nuevo hogar, en este dulce y apacible barrio.
Cuando él le termina de contar lo que ha sucedido aquella mañana, ella desesperada le contesta:
-Mañana, a primera hora vienen todos y no vamos a tener nada preparado para darles de comer. ¡¡¡Me quiero morir!!!
Él contesta tranquilo.
-No te preocupes, no somos budistas, no tenemos que elegir, somos católicos, sólo tenemos un Dios.
Y él estaba seguro de no equivocarse de denominación de origen.







domingo, 6 de mayo de 2018

6 DE MAYO DE 2018. DÍA DE LA MADRE.


MAMÁ Y SUS MANÍAS.

Mi padre hace tiempo que se fue. Para mí no fue una sorpresa, sabía que tarde o temprano ocurriría. Estaba cantado, las pistas eran claras.

Creo recordar que fue un lunes por la tarde. Para mis hermanos fue un golpe, no se lo esperaban, sólo recuerdan el sonido de la puerta al cerrarse.

Se fue, directamente con la secretaria del banco donde trabajaba. Nos dejó solos, a mi madre, a mí, que soy el mayor y a cuatro hermanos más.

Somos cinco, cuando mi madre dice de hacer su pollo en pepitoria, aquí no falta nadie, pero cuando hay que llevarla al médico, se escaquea todo quisque.

 En el fondo lo entiendo, mamá es muy suya. Es pesadita como no sabe nadie. Aquí estoy recién aparcado el coche, esperándola, porque mamá no quiere que pise su encerado linóleo.

Le llamo por el telefonillo, y enseguida me contesta :>> ya bajo<< Sé que eso no es cierto. Me acerco al bar de enfrente y me pido un café, sin dejar de mirar el portal, por si una vez en su vida aquello fuera verdad.

Doy un sorbo al café bien cargado, caliente. Mamá es pesada… desde chico nos hacía llegar veinte minutos antes al cole. El portero nos abría la puerta a Luis y a mí, y allí a esperar a que tocara el timbre. Doy otro sorbo al café. Me viene a la mente algo que no consigo recordar bien.  Mamá nos dejaba a los dos … y la recuerdo con Paquita en brazos y los gemelos en el cochecito, a todo correr por la acera.

Mamá es cansina, en las excursiones del cole, me obligaba a llevar un plátano. >>Por si se atrasa el autobús<<

Mamá es abrumadora, siempre me metía una moneda de cien pesetas>>Por si surge algo hijo, que nunca se sabe>>

Mamá es angustiosa>> Apúntate el teléfono de las tías por si te pierdes y no estoy en casa>>

Mamá es controladora >> En las fiestas de cumpleaños : dime el nombre de tus amiguitos y el teléfono, llamo a sus mamás, y luego te voy a recoger>>

Mamá es agotadora, <<¿Tienes la cartera preparada? Qué son las ocho, luego meriendas y se te olvida todo>>

Mamá es agobiante >>Tú puedes hijo, vuelve a repasar la tabla del siete>>

Mamá es fatigante el día del examen <<¿ Calculadora, boli, lápiz, goma?>>

Mamá es repetitiva >> Te lo he dicho cien veces, esa colonia espanta a las chicas>>

Mamá es asfixiante>>¡¡qué te duches ya por Dios!!

Mamá es completamente manipuladora. >> Las legumbres son buenas para los músculos, legumbres con cereales>>

Mamá es posesiva>> Hijo deja que te monde las patatas<< Ante una petición de que me enseñara a hacer una tortilla de patata.

Mamá es perseverante: Te lo explica todo una vez y otra y si sigues sin entenderlo es capaz de seguirte hasta de la puerta del baño, y repetirte las directrices correctas.

Mamá es pasivo agresiva: Mira tu habitación que está hecha un asco y se acuerda, justo entonces de que tiene que llamar a la madre de tu mejor amigo, y seguro que oyes una invitación a casa.

Por ser, mamá, es tan plasta que hasta me hurga en la bolsa del futbol por si me olvido algo.
¡¡¡Ay mamá, la de apuros que me has solventado!!

Mamá es… joder. Mamá es la mejor madre del mundo. Dejo el café a medio tomar y me dirijo hacia el portal, a esperar a mi madre, la mejor del mundo, o no, porque hay tantas madres buenas en este mundo…

Le espero en la puerta del portal con ansia de abrazarla. Ella se extraña.
>>¿Ha pasado algo, los niños están bien?>>
-Todo está bien mamá, es sólo que te quiero.
-Ya lo sé hijo, ya lo sé. Una madre siempre lo sabe. 




lunes, 23 de abril de 2018

CHISTE DEL LUNES. PEQUEÑA HISTORIA.


EL FUTURO DEL NIÑO… Y DE LOS DEMÁS.

Una mamá, cierta mañana, mientras prepara el desayuno, pregunta amorosa a su hijo pequeño que es lo que le gustaría ser de mayor.
El niño la mira dudando.
La madre intentando ayudarle, le sugiere:
- ¿Abogado tal vez? Se te da bien hablar en público.
- No me metas en un juzgado.- Contesta el niño.
- ¿Arquitecto quizá? Siempre te han gustado los planes a lo grande.
- Lo de los ladrillos no está mal.
- ¿Doctor en medicina? – interroga indecisa.
- Muchos enfermos que visitar. -Contestó categórico el niño.-Se me puede pegar algo.
- ¿Biólogo tal vez? -Pregunta dudosa.
- Puede ser, me gusta el trato con bacterias. - Parece sonreír.
La madre atisba una posible decisión.
- Pero no.- Reflexiona el niño. - Me gusta ahondar, ver el terreno que piso y lo que puedo sacar.
A la madre se le pone una cara…y es que su Juanito sólo tiene cinco años.
Pensando que se ha pasado de propósitos baja un poco el escalafón.
- Albañil, buena profesión es…ya sabes que la yaya siempre está llamando a  alguno, trabajo no te faltaría.
- Ummmm.- El niño lo piensa- Mal no me vendría alguno. Siempre hace falta tapar algo.
- ¿Fontanero? -Pregunta la madre
- Ufff, ¿el agua lo limpia todo, o necesitaría un limpiador profesional?
La madre no da crédito.
- ¿Telefonista? - Sugiere con miedo.
- No me fio un pelo, ¿estarían pinchadas las líneas?
-¡¡ Hijo, por dios!!  Pues pizzero.
-Yo no soy de repartir masa. -Contesta el niño mientras da el último bocado al pan con tomate y jamón serrano.
-Pues hijo ya me dirás lo que quieres ser, algo, al menos que te haga subsistir, tu padre y yo no vamos a estar siempre aquí para mantenerte.  Algo habrá que te apetezca, alguna cosa. Tienes que pensar en lo que más te guste. Eres carismático, caes bien, tienes don de gentes y sobre todo sentirte a gusto con tu trabajo.
A Juanito le hicieron chiribitas los ojos
- Ganar dinero…- Dijo Juanito.
- Eso también, no estaría mal que te pagaran de acuerdo a tus posibilidades.
-¡¡Mamá, ya sé lo que quiero ser!! Me va a dar de comer, voy a trabajar poco, viajaré mucho, os pondré un pisito. Y casaré bien a Marta.
La madre no se lo cree. Marta tiene ya los dieciséis y la verdad es que no promete mucho.
-¿Los carteros todavía reparten cartas?
La madre tuvo esperanzas.
- Entrar en correos no estaría nada mal. -Le dijo.
Juanito sólo pensaba en los sobres.
-Ya lo sé, quiero ser… ¡¡¡Quiero ser político!!!
La madre saltó literalmente por los aires, el niño había salido al tío Ambrosio, el más ruin y ladrón del municipio. Tanto era así,  que al pueblo, los de la comarca, le cambiaron su bonito nombre de Villa Azucena por Villa Chorizo y compadres.